La luz natural es un recurso de gran importancia en la arquitectura que se debe gestionar con sabiduría. La luz natural es un recurso gratuito y no contaminante. Aunque está sujeto a las variaciones de disponibilidad, es la mejor manera de iluminar los espacios habitados por su excelente calidad de luz y por la cantidad de energía luminosa que se puede disponer.

APLICACIONES

  • Cubiertas y fachadas con perfiles metálicos que necesiten iluminación
  • Falsos techos
  • Invernaderos
  • Piscinas
  • Decoraciones interiores

 

Las placas de iluminación están disponibles en 4 formatos:

  1. TRAPEZOIDAL DE 40
  2. ONDA ASIMÉTRICA
  3. MINIONDA
  4. TRAPEZOIDAL DE 30

 

Disponibles en Poliéster y en Acrílico